Características del cuento

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Los cuentos son un tipo de género narrativo que ha existido en todas las culturas desde hace miles de años, y que han llegado a nuestros días a través de las distintas tradiciones, oral o escrita. Prácticamente las mismas historias suelen tener distintas versiones en función de la cultura o de la región donde se cuenta, pero mantienen siempre los mismos valores morales y éticos. A veces, se presupone que los cuentos tienen cierta precisión histórica, que hablan de detalles que pudieron haber existido en el pasado, como es el caso de los cuentos de brujas, duendes, elfos, gigantes, hadas, animales que hablan, u otro tipo de seres mitológicos.

características de los cuentos

Las fábulas, son un tipo de cuento en el que los principales personajes son animales que hablan, aunque también puede tratarse de plantas o de fuerzas de la naturaleza con forma humana. Al igual que los cuentos, las fábulas tratan de ilustrar distintas lecciones morales a los niños.

Los cuentos son principalmente narraciones escritas por los adultos y destinadas para los niños, pero en ocasiones la moraleja final y las valiosas lecciones, hacen de los cuentos un recurso narrativo apto para todos los públicos, y no sólo para el infantil. Por ejemplo, tenemos el clásico cuento de Pedro y el lobo, cuyo origen se remonta a la antigua Rusia, donde en aquellos tiempos era bastante común que los lobos merodearan los bosques, y muchos niños desaparecían de las aldeas. Es por tanto muy normal, asustar a los niños mediante la utilización de un personaje maligno, en este caso, el lobo. En otras culturas, como en el suroeste de Estados Unidos, simplemente se intercambia el lobo por el coyote, incluido el cocodrilo en África, o el dragón en Asia.

Características comunes de los cuentos:

cuentos

A pesar de que los cuentos son narraciones que en muchas ocasiones mezclan fábulas y mitos con el folklore, lo que los hace muy difíciles de definir, existen ciertas características en común que la mayoría de cuentos comparten. A continuación vamos a exponer un listado con las características más habituales de los cuentos:

1 – Un mismo principio: por lo general, los cuentos suelen comenzar con la frase “Érase una vez…”

2 – Un mismo final: y también por lo general, los cuentos suelen terminar con la misma frase: “y fueron felices y comieron perdices.”

3 – El personaje bueno: el personaje principal, es aquel que representa las distintas virtudes y fortalezas humanas, es decir, la bondad, la generosidad, la paciencia… siempre se caracteriza por tener un carácter bueno, inocente e inteligente. En ocasiones ayudado por los temas.

4 – El personaje del mal: en todos los cuentos siempre tiene que haber uno o varios personajes malos, como es el caso de las brujas, el demonio, una malvada madrastra, un duende siniestro, o un globo… En ocasiones, al personaje maligno se le relaciona con la mayoría de pecados capitales: la ira, la envidia, la gula…  Al final, este personaje malvado siempre suele salir mal parado.

5 – La realeza: muchos cuentos tienen en común la realeza, es decir, que parecen castillos con Reyes, reinas, príncipes y princesas.

6 – La pobreza: otros tantos cuentos, también tienen en común la pobreza, fiel reflejo de otras épocas pasadas. Como es el caso de las pobres niñas trabajadoras, acosadas por malvadas madrastras, o pastores que tratan de ganarse la vida cuidando de su ganado.

7 – La magia y sus encantamientos: un elemento común en los cuentos suelen ser los hechos mágicos, como animales que hablan, hadas con poderes, duendes, elfos, genios que conceden deseos, ranas que se convierten en príncipes, o princesas que duermen eternamente. En muchas ocasiones se repiten las mismas palabras mágicas, como por ejemplo “abracadabra”.

8 – Patrones numéricos: a menudo la mayoría de los cuentos suelen regirse por patrones numéricos en los que la mayoría de veces se utiliza la repetición del tres. Por ejemplo los tres cerditos, los tres simios, las tres hijas del rey…

9 – Tiempo pasado: como todas las historias, siempre se hace referencia a un tiempo remoto, a una época en la que casi todo era posible, el equipo utilizado debe ser el pasado.

10 – Problema, clímax y resolución positiva: todo buen cuento que se precie debe de tener estos tres elementos. Un problema que afecte al personaje principal, al pueblo, o un personaje secundario indefenso. Un momento de clímax máximo, en el que el personaje malvado esté a punto de ganar. Y una resolución final positiva, en la que el cuento acaba bien. La mayoría de cuentos tienen un final feliz.