Características de la fábula

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La fábula, es sin duda uno de los géneros más antiguos y más perdurable dentro del mundo de la literatura popular. Casi todas las culturas del planeta poseen innumerables fábulas. Muchas veces se trata de la misma fábula modificada que ha trascendido diferentes culturas hasta alcanzar un conocimiento global. Las fábulas, se caracterizan y diferencian del resto de los géneros literarios gracias a las lecciones morales que inculcan sus personajes a través de tramas infantiloides con personajes en forma de animal que rozan la ficción.

Características de las fábulas

1 – Lecciones morales:

Las fábulas se caracterizan por ofrecer al lector los diferentes puntos de vista de carácter moral que definen los principios de su propia cultura. El propósito es instruir y enseñar a los seres humanos las diferentes secciones para reconocer y superar sus propias debilidades. Mediante estas lecciones, se trata de instruir a los más jóvenes de la familia para que puedan tomar sus propias decisiones, de acuerdo a su experiencia. Por ejemplo, la clásica fábula de Esopo (la tortuga y la libre), intenta explicar a los jóvenes lectores el peligro que se asume al subestimar al contrincante. En dicha fábula, la liebre subestima a la tortuga, se pone a dormir, y finalmente acaba perdiendo la carrera. La lección por tanto es clara, es mejor ser constante y comprometido con una meta, en lugar de pecar de exceso de confianza y frivolidad ante los demás.

lecciones morales

2 – Sentido del humor:

Las fábulas también tratan de desarrollar el sentido humor. Otras veces la propia fábula acaba transformando el humor en horror, como en el caso de la cigarra y la hormiga, famosa fábula en el que la hormiga trabaja duramente guardando alimentos para el invierno, y la cigarra canta y baila alrededor suyo. Al final, ya conocemos lo que sucede. Llega el mal tiempo y la cigarra acaba pereciendo. Sin duda una gran lección para los jóvenes lectores.

Sentido del humor

3 – Animales con características humanas:

La mayoría de los personajes de las fábulas son animales que se comportan de manera humana. Liebres, tortugas, hormigas, cigarras… Quizás se deba en parte a que la mayoría de las fábulas de Esopo, ya los incluya como personajes principales. Esopo tuvo una gran influencia en todo el mundo antiguo, y sus fábulas extendieron desde Europa hasta Asia e incluso el norte de África. Hoy en día sus historias han trascendido su conocimiento a nivel global y no hay cultura que no las conozca.

Otras veces los personajes suelen ser objetos inanimados; como por ejemplo en la fábula de “Ignacy Krasinki”, titulada (Pan y espada), donde los objetos como la espada y el Pan traman una serie de historias alrededor de los seres humanos. Finalmente la espada acaba cortando el pan en diferentes rebanadas… Otras fábulas como (la bella y la bestia) son más conocidas por poseer objetos inanimados que hablan y se mueven como si de personas se tratase.

Otras características comunes de las fábulas:

  • Son historias breves.
  • Los personajes, aparte de ser animales, suelen estar caracterizados por grandes rasgos.
  • Uno de estos animales suele tener vicios y flaquezas, mientras que otros virtudes y fortalezas.
  • Cada personaje, por tanto representan distintos rasgos humanos.