Características de la investigación

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La investigación se define como un proceso para aumentar el conocimiento y la información a través de fenómenos que incluyen la recolección, presentación, análisis e interpretación de los hechos a través de líneas de especulación de un individuo con la realidad. La investigación puede localizarse en tres posibles escenarios: la investigación de biblioteca, hoy en día sustituido por un ordenador conectado a Internet, la investigación de campo llevada a cabo en un entorno natural, y la investigación de laboratorio donde se intenta controlar las distintas variables de un tema específico.

Investigación

A continuación vamos a ver una larga lista de características que definen la investigación:

1 – Empírica: la investigación debe basarse en observaciones por parte del investigador y experimentos sobre las distintas teorías planteadas.

2 – Sistemática: el procedimiento debe realizarse de manera ordenada y secuencial. La investigación se debe llevar a cabo de una manera metódica, sin sesgo y utilizando los métodos y procedimientos sistemáticos.

3 – Controlada: en la medida de las posibilidades del investigador, las variables que no se miden deben mantenerse constantes. De este modo se consigue controlar el experimento atendiendo únicamente a las variables interesadas.

4 – Empleo de hipótesis: todo proceso de investigación debe emplear las hipótesis a modo de guía principal.

5 – Analítica: la investigación requiere un análisis crítico de todos los datos utilizados de manera que no exista ningún error de interpretación. Para ello se utilizarán procedimientos analíticos en la obtención y recopilación de los datos, y si fuera el caso, un estudio histórico descriptivo y experimental.

6 – Lógica: todos los hallazgos por investigación se han pasado en la lógica empírica. Los análisis deben realizarse de manera objetiva e imparcial, basados en procedimientos y principios válidos.

7 – Uso de métodos cuantitativos: los datos analizados deben transformarse en diferentes medidas numéricas, que posteriormente se tratarán de manera cuantitativa o estadística

8 – Paciencia: para asegurar la precisión y la correcta obtención de los datos, la investigación debe realizarse de manera paciente y sin prisas.

9 – Cíclica: la investigación es un proceso cíclico que comienza con un problema y termina con un problema. La investigación requiere encontrar la respuesta a todo tipo de preguntas.

10 – Replicabilidad: posiblemente la característica más importante de la investigación. El diseño y los procedimientos de cada experimento deben de poder ser replicados y repetidos si así fuera necesario por otros investigadores para llegar a los mismos resultados concluyentes.

Características de un buen investigador:

caracteristicas buen investigador

1-curiosidad intelectual: el investigador requiere cierta curiosidad para llevar a cabo las distintas reflexiones sobre la investigación y las situaciones que acontezcan a su alrededor.

2-prudencia: el investigador debe tener el máximo de cuidado y pulcritud a la hora de llevar a cabo su trabajo de investigación. Debe elegir el material, lugar, procedimiento de manera prudente, eficiente, y acorde a su presupuesto económico.

3-dudar de todo: un investigador siempre debe dudar de la veracidad de los resultados obtenidos.

4-honestidad intelectual: el investigador debe ser una persona inteligente y honesta cuya única intención sea la de recopilar y recoger los datos objetivos con el fin de llegar a resultados honestos.

5-creatividad: un buen investigador pondrá a trabajar su creatividad y sus recursos en la consecución de nuevas vías de investigación.

Otras características que definen a un buen investigador son: eficiencia, carácter científico, efectivo, activo, ingenioso, e incluso en algunos casos, religioso.

Características de la investigación científica:

Investigacion cientifica

Cuando hablamos de investigación científica, nos referimos a aquella investigación susceptible de ser financiada por los distintos gobiernos, universidades, institutos y empresas privadas. Existen muchos programas de investigación que requieren enormes cantidades de dinero para financiarse, y por tanto, es lógico reconocer que uno de los objetivos finales de la investigación, no sólo sea la de mejorar la calidad de las personas, sino también la de conseguir grandes réditos económicos. Una cura contra el cáncer o un motor más eficiente pueden dar solución a grandes problemas de la humanidad, pero también pueden ser un acicate importantísimo para la economía de las distintas instituciones. Todos los países desarrollados suelen destinar una parte de su presupuesto nacional como inversión en investigación.

A continuación vamos a ver las principales características que pueden considerarse a la hora de financiar o no un tipo de investigación, entre las que se incluyen: la relevancia, el tema, la financiación necesaria, la urgencia, el tipo de investigación, los intereses y el coste compartido.

  • 1 – Relevancia geográfica:

Una característica muy importante a la hora de financiar o no una investigación es la relevancia geográfica. Muchos grandes problemas no son exclusivos de una única zona o de un único país. La investigación para reducir la contaminación puede ser utilizada en la mayoría de los países desarrollados, pero en cambio la investigación para disminuir la contaminación de un lago o de un río localizado, puede ser un problema específico que sólo involucre a una región en concreto.

  • 2 – Tema:

A la hora de financiar ciertos experimentos, una de las características más importantes es conocer el tema de la investigación. Muchos programas financian únicamente ciertos temas. Entre los temas más recurrentes se encuentran: la medicina, la política, las nuevas tecnologías, la industria armamentística… Etcétera

  • 3 – Cantidad de financiación requerida:

Los programas de investigación varían mucho en función de la cantidad máxima de dinero prevista para cada proyecto. Resulta importante, conocer la cantidad máxima que el programa de investigación está dispuesto a invertir. Un proyecto de investigación puede adaptar su tecnología, tiempo y sus instrumentos en función de la cantidad dispuesta a percibir. Estas limitaciones son recíprocas en el sentido de que los proyectos se ajustan al presupuesto, y los presupuestos se ajustan al proyecto.

  • 4 – Urgencia:

A la hora de determinar cualquier proyecto de investigación, una variable importante es el tiempo. En ocasiones los problemas para solucionar requieren de respuestas inmediatas, por lo que la experimentación también necesitará cierto estado de urgencia. Algunos programas de investigación pueden tardar años en publicar conclusiones e informes, mientras que otros programas pueden satisfacer las necesidades de sus instituciones financieras en unos pocos meses.

5 – Tipo de investigación:

Existen dos tipos de investigaciones que involucran actividades analíticas experimentales distintas. La investigación puede ser básica o aplicada. La investigación aplicada es aquella que se basa en el estudio de los fenómenos relacionados con una necesidad específica. El objetivo de este tipo de investigación es dar solución a un problema o encontrar la respuesta de ciertas preguntas. En cambio, la investigación básica estudia un fenómeno cuya aplicación específica aún no ha sido identificada. Por lo tanto el objetivo principal de la investigación básica será aumentar el conocimiento.

  • 6 – Compartir costes y colaboración:

En ocasiones, muchas instituciones combinan sus estudios, comparten investigadores y comparten gastos para encontrar soluciones a problemas en común. Muchas de estas investigaciones tienen una relevancia tan amplia que permiten varias participaciones por parte de distintos países, empresas o instituciones, que posibilitan un mejor desarrollo de unas mayores posibilidades de lograr el éxito.