Características de las plantas

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Una planta es un organismo vivo autótrofo, pluricelular capaz de realizar la fotosíntesis, y adaptado a vivir en la tierra. Pertenece al reino plantae, y su nombre procede del latín (planta) que significa pie. Aunque existen plantas acuáticas, la principal adaptación de las plantas ha sido vivir en la tierra. Podemos decir por tanto que las plantas son los primeros habitantes terrestres.

Existen tantos millones de especies de plantas que no habría en esta página para nombrarlas a todas, pero la importancia principal es que son fundamentales para la vida las plantas son la base de la pirámide de todos los organismos vivos, constituyen la fuente de energía para la mayoría de los organismos heterótrofos, y general oxígeno, fundamental y esencial para los organismos aerobios, entre los que se incluye el ser humano y el resto de mamíferos.

Características de las plantas

Las plantas, en referencia a las plantas terrestres y no a las algas marinas, comparten ciertas características en común, tanto en su estructura como en su funcionalidad. La característica más generalizada y que todas las plantas tienen en común es el hecho de dividirse en raíces y en brotes. Esta característica aparece en todas las plantas y los científicos consideran que fue un éxito evolutivo que apareció antiguamente en la transición del agua marina hacia la tierra firme. La creación de raíces y la división en brotes es una característica esencial que aumenta enormemente la capacidad de las plantas para sobrevivir en la tierra.

La raíz, puede definirse como la parte de una planta que queda por debajo de la tierra, que es capaz de absorber agua y minerales del suelo. La raíz a 1000 tiene la propiedad de anclar la planta al sustrato proporcionando cierta estabilidad.

Partes de las plantas

El tallo es el encargado de incluir al resto de estructuras aéreas de la planta, como las hojas, flores y frutos. De esta manera la planta contiene dióxido de carbono y energía en forma de luz para realizar la fotosíntesis. Ambas partes, tanto la raíz como el tallo necesitan trabajar conjuntamente. Para qué las hojas realicen la fotosíntesis necesitan el agua y los nutrientes absorbidos por la red, y al revés, para que la raíz tenga suficiente energía como para absorber el agua y los nutrientes, necesita la fotosíntesis producida en las partes verdes aéreas.

Características de las plantas:

1-Las plantas son organismos multicelulares compuestos por células eucariotas. Éste tipo de células también es común en otros organismos, excepto las bacterias, tienen sus orgánulos unidos a la membrana y poseen un núcleo central. Entre estos órganul destacan los cloroplastos, que contienen clorofila y carotenoides. Las paredes de las células vegetales son ricas en celulosa.

Célula eucariota

2- Autotrofismo: la mayoría de las plantas son autótrofas, lo que significa que sintetizan todos sus nutrientes orgánicos y no dependen de otros organismos para nutrirse. La principal razón por las que las plantas tienen esta característica es gracias al proceso de fotosíntesis de sus hojas. Mediante la fotosíntesis, la planta convierte el agua, el dióxido de carbono y la energía del sol en almidones, agua y oxígeno. Dicho oxígeno es liberado al ambiente a través de los estomas, los almidones en cambio (sus nutrientes orgánicos) son transportados a lo largo del tallo a las distintas partes de la planta y destinado tanto al almacenamiento como a su propio crecimiento.

3-Al contrario que el resto de organismos vivos, las plantas no pueden moverse. Pero esta característica no significa que sean exactamente inmóviles. Las plantas tienen la capacidad de ciertos tipos de movimientos limitados, como el movimiento unidireccional de las plantas en respuesta a la luz, llamado fototropismo. Tal es el caso de los girasoles que siempre apuntan en dirección al sol, o el caso de la mimosa que pliega sus hojas en respuesta al tacto con otros objetos.

Fototropismo girasol

4-El ciclo de la vida de las plantas está basado en la alternancia de distintas generaciones. Esto significa que las plantas tienen tanto el gametofito haploide como el esporofito diploide. Dependiendo de la especie, las generaciones pueden aparecer de manera simultánea o de manera sucesiva, excepto en el caso de los briófitos donde la generación dominante es el esporofito.

5-Prevención y ahorro de agua: Otra de las características estructurales en común que comparten las plantas, es la capacidad de impedir que los órganos sexuales (gametos), se sequen y pierdan su poder de reproducción. Los órganos sexuales masculinos de las plantas se denominan anteridios, y los femeninos arquegonios. Ambos suelen permanecer cubiertos por una gran capa celular que ayuda a retener la humedad.

Aparte de la protección a los órganos sexuales, la superficie de las plantas que está expuesta al aire libre suele estar cubierta con una capa de cera llamada cutícula que protege a la planta de la pérdida del agua por evaporación. Además, la epidermis de las hojas, contiene unos poros llamados estomas, que intervienen en la función de intercambio de gases, abriéndose y cerrándose para evitar la excesiva evaporación del agua al medio ambiente.

6-A diferencia de los animales, las plantas no tienen sistema nervioso central ni fibras musculares organizadas. Por lo que se considera que las plantas no sufren ni tienen sentimientos. Ciertas investigaciones recientes han descubierto, que las plantas son capaces de reaccionar ante estímulos negativos y comunicar su situación de peligro al resto de plantas colindantes. De alguna manera, cuando una planta es atacada, las plantas de alrededor también la composición de su naturaleza, llegando a volverse incluso tóxicas o venenosas. Aunque todavía la comunidad científica no está de acuerdo en sostener dichas teorías.

7-Las plantas pueden disponer de tejidos vasculares, llamados xilma y floema para transportar agua y minerales a través de toda la planta. Las plantas no vasculares, transportar los nutrientes a través de la difusión, siendo un mecanismo muy similar al que sucede en las raíces.

8-Las plantas tienen la capacidad natural para producir semillas. La semilla es un órgano de la planta, definido como embrión, y que está rodeado por tejido nutritivo y en ocasiones envuelto por una cubierta o cáscara dura. Las plantas que no contienen semillas se reproducen por esporas.