Características de la edad media

Se considera correcto y así consta en los libros de historia que la edad media debió haber empezado tras la caída del Imperio Romano, sobre el año 476, que duró unos 1000 años, aproximadamente hasta alcanzar el año 1450. El nombre de edad media procede de las grandes civilizaciones de Roma y Grecia que ya por entonces habían sido conquistadas.

Este mismo año de 1450, da lugar al inicio del renacimiento. Las principales características del renacimiento se basaban en el aprendizaje. Los señores feudales y la Iglesia dejaron de convertirse en poderosas fuerzas y comenzaron a aparecer y a florecer distintos desarrollos artísticos en los que se consiguieron grandes avances. De igual modo la ciencia también consiguió desarrollarse y avanzar para dejar atrás siglos de oscuridad.

Características de la edad media

Sin lugar a dudas, lo que caracterizó a la edad media fueron las frecuentes visitas de los bárbaros. Los bárbaros no eran primitivos, el término bárbaro significa extranjero y proviene de origen griego “bárbaras”, que fono lógicamente suena como un ladrido del perro. Entre estos bárbaros destacan los mongoles, los vikingos, hordas que subían del norte de África, de oriente medio, China, india, y otras partes del mundo que también alcanzaron Europa.

A continuación vamos a ver algunas de las características que distinguen a la edad media:

1 – La gente:

La vida era muy dura en la edad media. La mayoría de personas no sabía ni leer ni escribir, y de hecho, la mayor parte del día lo pasaban trabajando o bebiendo por ello, había poca esperanza de mejorar sus condiciones.

Durante los años del Imperio Romano, la gente miserable con pocos recursos, estaban protegidos por los soldados del emperador. Tras la caída del Imperio Romano, y sin las leyes que los protegiesen, tuvieron que recurrir a los señores feudales para mantener su seguridad y para conseguir un sustento. Fue precisamente esta inseguridad la que dio lugar al inicio del feudalismo.

Muchos de los campesinos eran libres, pero tras malas rachas de poca cosecha, o agobiados por mucha cantidad de impuestos, no tenían otra elección que convertirse en siervos de su señor. Era tal la desdicha y la desgracia de las gentes de la edad media, que sus únicas esperanzas corrían cargo de la creencia en que tras la muerte vendría una nueva y mejor vida en el cielo, de ahí que el cristianismo se convierta en una poderosísima herramienta para manejar la mente y el espíritu de la gente medieval.

campesinos edad media

2 – El gobierno:

Como hemos dicho antes, bajo el sistema feudal, todo el mundo tiene un rey o a un señor por encima de sí mismo a quien deber lealtad y servicios a cambio de tierras y protección. Los campesinos cultivaban la tierra a cambio de protección. Los señores, recibían del rey concesiones de tierra llamadas feudos, y a cambio permitían la utilización de sus soldados para los intereses de la corona.

Por razones de seguridad, y con el objetivo de mejorar la defensa, los campesinos de la edad media formaban pequeñas comunidades alrededor de un eje central en el que se situaba el señor feudal. La mayoría de la gente vivía en modestas casas rodeadas por tierras de cultivo que se hacinaban de forma circundante alrededor de un castillo en el que vivía el señor feudal. En ocasiones, a falta de castillo, podíamos encontrar ciudades fortificadas en las que de manera habitual solían refugiarse los vendedores ambulantes, los peregrinos, y los soldados de otros feudos.

3 – La familia:

La vida familiar se regía alrededor de la cabeza paterna. La pieza más importante de una familia era el padre, seguido de los hijos varones, y por último las mujeres y las niñas. En una época en la que la fuerza física era primordial para subsistir, se hacía necesario valorar los hijos varones, considerando una desgracia tener hijas hembras. En cambio, dentro de la nobleza, existía la posibilidad de emparentar una hija con el hijo de otra familia noble de modo que ambas familias salían ganando.

Por lo general el hijo primogénito heredaba los bienes, herramientas, animales, e inmuebles, mientras que el segundo hijo, que ya conocía su destino, tenía tendencias a dedicar su vida al cristianismo, de modo que era muy habitual durante la edad media, que los hijos segundos se dedicasen a la Iglesia, ya sea como frailes o como párrocos. El clero podía ser rico o pobre en función de su título, grado e influencia que tenían sobre el pueblo.

clero y nobleza

4 – Educación:

Durante la edad media los monjes fueron los encargados de enseñar a los nobles y a los ricos a leer y escribir. Igualmente, mantuvieron siempre la lengua del latín vivo ya que se trataba de una lengua importante para los servicios de la iglesia y para la lectura de la Biblia. Era habitual por tanto, que los frailes enseñaran desde muy pequeños a los niños ricos, acudiendo de forma privada a los propios aposentos, ya que por entonces no existía el concepto de colegio que hoy en día tenemos. Entre las asignaturas y artes que impartían, podemos encontrar las siguientes: la gramática latina, la retórica, la lógica, la aritmética, la geometría, la astronomía y la música… Entre otras. Por supuesto a las niñas no se las enseñaba ni a leer ni escribir.

Los niños pobres, en cambio, pasaba la mayor parte del tiempo trabajando en los campos y cuidando la casa por lo que la mayoría de ellos eran analfabetos y apenas conseguían aprender lo que necesitaban para sobrevivir en la sociedad.

5 – Esclavitud:

Quizás la palabra esclavitud sea demasiado fuerte, pero la vida en la edad media se caracterizaba sobre todo por la falta de libertad de las clases sociales bajas. Como hemos dicho antes, la vida de las personas se regían alrededor de la vida de sus señores. Por lo general, eran campesinos que vivían en comunidades gobernadas por los nobles locales. No podían salir de casa ni casarse sin el permiso de su señor. Éstos siervos realizaban todo tipo de trabajos en la finca señorial, trabajaban los campos, cuidaban los animales, construían y reparaban edificios, hacían ropa y todo tipo de trabajos manuales, igualmente mujeres y niños se dedicaban a este tipo de tareas, y algunos, los más privilegiados, tenían una pequeña parte de tierra para poder cultivar para su propia existencia, o para vender en el mercado.

6 – La medicina:

El conocimiento médico era muy limitado, por lo tanto, estar sano o estar enfermo dependía generalmente en función de los mitos, el folklore y la superstición de la época. La gente creía que las enfermedades eran causadas como consecuencia de los pecados del alma. Muchas veces la propia Iglesia denominaba los enfermos como pecadores y justificaba sus malestares como resultados del pecado.

Muchas enfermedades se trataban con el uso de sanguijuelas para extraer sangre del paciente. Algunas personas creían que la luna y las estrellas, así como el signo astrológico, causaban diferentes enfermedades o podían influir en el destino de la salud de las personas.

7 – El ocio:

La influencia de la Iglesia Católica alcanzó también el ámbito del entretenimiento y del ocio de la época. Las gentes cantaban con o sin instrumentos, los nobles jugaban a las damas o al ajedrez, y los campesinos practicaban deportes al aire libre como el jockey o el fútbol, aunque por entonces este tipo de deportes no tenían reglas ni se practicaban con ningún rigor.

Los castillos o las ciudades amuralladas, a menudo albergaban festivales en los que podían contemplarse circos con payasos, bufones de todo tipo, festivales de música, cuenta cuentos y trovadores, y por supuesto las famosas justas y peleas que tantas veces hemos visto en los torneos de caballeros.

10 características desconocidas de la edad media:

1 – No todos eran caballeros, siervos o del clero.

Aunque muchos escritores medievales describen su sociedad como dividida en tres órdenes, los que rezan, los que luchan y los que trabajan, la verdad es que a partir del año 1100 Este tipo de visión comenzó a cambiar y ya no fue tan exacta.

Entre el siglo XII y el siglo XIII, cuando los pueblos y las ciudades ya eran más grandes, aparece todo tipo de clases sociales, por supuesto hay mercaderes, hay carpinteros, tejedores, arquitectos, pintores, bufones, y un sin fin de profesiones.

La vida en el campo tampoco es lo que nos imaginamos. Sí que algunos de los campesinos son pobres y que carecen de libertad, pero otros muchos eran hombres libres, que tenían su propia tierra y que no debían tributo a nadie, cuyos frutos y beneficios eran únicamente para sí mismos.

2 – En la edad media se podía votar.

De acuerdo que no todo el mundo podía votar, pero sí muchas personas. Se sabe que en Francia, entre el siglo XII y el siglo XIII muchas ciudades y pueblos tenían a menudo elecciones anuales para elegir cónsul y consejeros por lo que la mayoría de los habitantes de estas ciudades eran llamados al voto.

Otro ejemplo lo vemos en las ciudades-estado del norte de Italia, donde para presentarse a funcionario debían ser elegidos por el pueblo. Si bien es cierto las mujeres no podían presentarse como funcionarias ni tampoco podían votar.

3 – La Iglesia no llevó a cabo su caza de brujas.

Una imagen muy típica de la edad media son las cazas de brujas que ejecutaba la Iglesia, al mando de la inquisición. Sin embargo la estereotipada imagen de una bruja medieval es un fenómeno más moderno que apareció alrededor del siglo XVI o por la Alemania del siglo XV. Sin embargo las películas de la época siempre nos muestran mujeres brujas o hombres brujos ardiendo en las hogueras.

inquisición

4 – Renacimiento y ciencia experimental.

Cuando se habla del renacimiento, por lo general, significa el modelo clásico de la literatura, el arte y la arquitectura que aparece al final de la edad media. Siempre se habla del renacimiento como la parte de la historia que continúa a la edad media. Sin embargo, la edad media también tiene sus propios intelectuales, que de algún modo componían su propio renacimiento a una cultura clásica. Nos estamos refiriendo al siglo XII en el que se aludían las obras de Aristóteles y de otros clásicos a través de filósofos y traductores.

Un ejemplo claro de ciencia moderna, lo encontramos en el célebre Roger Bacon, siglo XIII, que animaba a pensar y a experimentar para aprender sobre el mundo.

5 – Viajes de negocios de larga distancia.

Siempre hemos pensado que durante la edad media, en particular los campesinos, rara vez viajaban ni se movían de donde nacía. Pero no es el caso, ya que durante la edad media era muy habitual encontrar peregrinos que viajaban miles de kilómetros, ya fuera por comerciar, o por motivos religiosos.

También es conocido que durante la alta edad media, muchos bienes de alto estatus eran transportados desde lejanas zonas hasta los países europeos, como por ejemplo la seda de China, las especias de Asia, las pieles o el ámbar del báltico…

6 – Costumbres y ritos populares.

Cuando el cristianismo entró en los pueblos y las ciudades, todas las culturas las costumbres y los ritos paganos fueron intercambiados por culturas costumbres y ritos católicos, pero quedaron algunas de ellas sin tocar, algunas bastante curiosas que tienen sus raíces perdidas en la antigüedad. Una de estas costumbres, que hoy en día sigue vigente en muchos países de Europa, es la costumbre de hacer rodar barriles en llamas a lo largo de una colina en la víspera de San Juan. Otra costumbre también arraigada hoy en día es la de arrojar semillas de trigo sobre las cabezas de las parejas de recién casados, si bien es cierto, hoy en día se utilizan semillas de arroz, pero el simbolismo viene siendo el mismo.

También era común durante la edad media realizar fiestas en las que se consumía grandes cantidades de cerveza, en las que se recaudaba dinero para ayudar a los pobres de los pueblos.

cerveza edad media

7 – No se casaban por la Iglesia.

Durante la edad media, aquellas parejas que querían casarse no necesitaban celebrar su matrimonio por la Iglesia, tampoco necesitaban un sacerdote ni ninguna otra parafernalia religiosa. Las parejas que querían casarse simplemente se declaraban su amor en la puerta del cementerio, a la vista de sus ancestros, sin necesidad de ningún ritual ni sacramento. Tenía que haber un consentimiento mutuo, e idealmente debería haber testigos, pero en sí mismo el hecho de casarse resultaba bastante simple.

8 – La mayoría de escritores medievales no escribían.

Siempre hemos pensado que un escritor, como su nombre indica, escribe sus propias obras. Pero durante la edad media, la habilidad de crear textos y la habilidad para escribir no siempre iban de la mano. Muchas personas importantes de aquella época como teólogos e intelectuales consideraban el hecho de escribir una tarea inferior y por tanto delegaban este trabajo en personas sin talento para la creación literaria. El hecho de escribir resultaba bastante fastidioso ya que cada letra necesitaba mucho tiempo para plasmarse correctamente. Por tanto no es de extrañar que las personas con poder y con dotes intelectuales delegaran el trabajo de escritura.

9 – Algunas personas no eran muy religiosas.

Si bien es cierto que durante la edad media aparecen grandes ejemplos de religiosidad extrema, como santos, místicos, peregrinos y similares; es un error suponer que toda la gente creía en Dios y se preocupaba por la religión. En cambio, aparecían muchas personas que miraban con recelo las creencias religiosas y con escepticismo los milagros realizados por los santos. Muchas personas desconfiaban de la naturaleza de la eucaristía, y por supuesto desconfiaban de que existiera una vida después de la muerte. Por aquella época se extendió la idea de que el alma no era más que sangre, y que tras la muerte todo se perdía y nada quedaba. Otros pensaban que no había razones para pensar que Dios creaba las plantas y los cultivos, ya que el trabajo que cuesta cultivar tiene de todo menos carácter divino.

Se sabe también por escritos de la época que la gente no solía acudir a las iglesias los domingos. Un sacerdote español del siglo XIV, se quejaba en una carta a su obispo, que la Iglesia quedaba vacía porque por las calles la gente se entretenía mirando los músicos y a los cantantes.

10 – No creían que el mundo fuera plano.

La idea de que el mundo sea plano no es más que otro mito moderno que se achaca a la época de la edad media. Ya por entonces había estudiosos que sospechaban de la redondez de la tierra al mirar el giro de las estrellas y la propia redondez de la luna.

Se han creado muchos mitos falsos alrededor de la edad media. Quizás os suene otros mitos como el del casco de los vikingos, que siempre se ha presentado con cuernos cuando en realidad nos llevaban cuernos. Igualmente existe la creencia de que durante la edad media el señor feudal tenía derecho a dormir la primera noche con una mujer recién casada.

Sin duda alguna el estudio de la historia medieval resulta fascinante y obliga a lidiar con un rompecabezas de 1000 años que apenas deja las huellas de los supervivientes de 1000 batallas y 1000 pensamientos.

 

Características de la edad media
5 (100%) 1 vote